Ernesto Montenegro

Prohibida su reproducción, salvo que se mencione el nombre del autor y la fuente.

e.montenegro                              

                           

                                    

Rasgos biográficos

                                                                        Por Jorge Arturo Flores

Nació en San Felipe en 1885. Comenzó en el periodismo en 1902 como redactor de la Estrella de Chile de San Felipe. En 1904 colaboró en el Chileno de Valparaíso.. En 1920 ingresa a El Mercurio de Valparaíso, siendo designado Secretario de Redacción. También lo fue de la revista Pacifico Magazine. En 1915 viaja a Estados Unidos colaborando en las revista SouthAmerica de Nueva York. En 1919 es nombrado representante y corresponsal de El Mercurio en Estados Unidos. Desde 1920 hasta 1945 colaboró en el New York Times. Fundó la Revista Chile en 1926. Fue corresponsal del diario La Nación de Buenos Aires. Residió posteriormente en Buenos Aires en los años 1938 y 1939, donde colaboró en el diario La Prensa. Fue miembro honorario de la Asociación Educaciones de Estados Unidos. Fue Presidente de la Sociedad de Escritores de Chile durante tres periodos consecutivos. Fue el primer Director de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Chile. Cooperó con la revista Atenea y al final se incluyó entre los colaboradores de PEC, un pasquín político.

Falleció a los 82 años en 1967.

  EL ESCRITOR

 Periodista, conferenciante, cuentista, crítico, maestro y ensayista.

Gran parte de su obra quedó dispersa en las numerosas publicaciones donde colaboró. Producto de su inveterada manía de viajar por diversos países, le faltó entusiasmo para llevarlas después al libro. Es por ello que la mayoría de su labor quedó plasmada en los diferentes medios de prensa en que colaboró.

Ernesto Montenegro, al través de sus escritos,  poseía un estilo dinámico, sencillo, culto, propio de su experiencia como periodista. Dueño de una cultura notable, su trabajo, sin embargo, no concentró el conocimiento en escritos enrevesados, herméticos e intrincados, sino la lectura de ellos se desenvuelve atenta, tranquila, disfrutando de una prosa, como se decía anteriormente, elegante, culta,  sin atisbos de soberbia, pero con una enseñanza que vale la pena atrapar.

Sus labores de crítico literario  las efectuó en forma digna y aguda. Asimismo,  su tarea de ensayista, especialmente en los campos de la literatura, es acertada y profunda.

Su texto más conocido es sin duda alguna Cuentos de mi Tío Ventura, llamados después Mi tío Ventura, donde traslada con lenguaje pulcro y docto una parte de las tradiciones orales criollas.

Raúl Silva Castro dice que  el texto constituye una “curiosa aclimatación de cuentos tradicionales bajo formas cultas, con risueñas expresiones locales”.

El libro trata de varios cuentos populares, donde observamos, entre otras cosas, la picardía criolla y moralejas propias de los relatos públicos. Un texto entretenido, matizado por cierta ingenuidad de fondo, pero interesante para retratar un poco el alma chilena.

Póstumamente el Instituto de Literatura Chilena publicó en 1968 “Mis Contemporáneos”, pulcra y cuidada edición donde se realza la capacidad ensayística de Ernesto Montenegro. Hay allí agudos comentarios sobre la vida y obra de autores nacionales y  resalta sin duda la gran capacidad estilística y erudita del escritor chileno. Es una aproximación notable al conocimiento de autores nacionales, ahondando por cierto el saber sobre ellos. Sobresalen sin duda los ensayos dedicados a Baldomero Lillo, Federico Gana y Augusto D’Halmar, aunque, en general, todos muestran la suma de experiencia y luces que el autor recabó durante sus peregrinajes por tierras extranjeras,  otorgándole, sin duda, una visión diferente a la de sus connacionales, más limitados dentro del encierro provinciano de su país.

Creemos que es en el ensayo  donde Ernesto Montenegro tiene la oportunidad de mostrar realmente sus condiciones estilísticas y saber, especialmente cuando trata sobre literatura. Es la ocasión en que la pluma cumple acertadamente con la misión de informar al lector sobre el tema, mostrando la erudición  del hombre de letras, aumentado, lógicamente, por la perspectiva que dan los viajes y la tarea periodística.

La muerte de Ernesto Montenegro congregó en la prensa nacional emotivas evocaciones del autor, resaltando su trayectoria y haciendo notar su importancia en el concierto literario. No obstante ello, es escritor que no es  voceado a menudo en historias, estudios o panoramas ni se le nombra cuando hay que cotejar alguna opinión. (JAF).

 

P.D. Uno sobrino directo nos envió algunos comentos relativos a su persona, que transcribimos con mucho agrado:

Tuvo 4 hijos de nacionalidad norteamericana, DANIEL, JIMMY, LUIS Y VÍCTOR , todos ellos pelearon en la II Guerra Mundial y dos estuvieron en Pearl Harbor. Daniel estuvo presente en el bunker de Hitler luego de su muerte.Sus descendientes son muchos y viven en USA y están en contacto con sus parientes sanfelipeños de Chile.La leyenda familiar cuenta que el tío Ernesto cuando escribía lo hacia de una vez y jamas corregía. Mi padre  me contó que hablaba griego y latín por lo que dominaba casi todos los idiomas. Se destacaba por sencillez”. (Miguel Montenegro Hormazabal)

                                     

 Libros publicados

  

Alma Chile 1911

Congreso para la Paz 1915

Cuentos de mi tío ventura 1933

Puritania 1934 Cuentos de mi Tío Ventura, 1933
– Puritana. Crónicas norteamericanas. 1934
– La novela chilena en medio siglo. 1935
– De descubierta. 1951
Algunos escritores modernos de Estados Unidos, semblanzas y críticas. 1937
– Aspectos del criollismo en América, en conjunto con Ricardo Latcham y Manuel Vega. 1956
– Mis contemporáneos.1967
– Viento Norte, Viento Sur.

 

Anuncios

2 comentarios en “Ernesto Montenegro

  1. Tuvo 4 hijos de nacionalidad norteamericana, DANIEL, JIMY, LUIS Y VÍCTOR , todos ellos pelearon en la II Guerra Mundial y dos estuvieron en Pearl Harbor. Daniel estuvo presente en el bunker de Hitler luego de su muerte.Sus descendientes son muchos y viven en USA y están en contacto con sus parientes sanfelipeños de Chile.La leyenda familiar cuenta que el tío Ernesto cuando escribía lo hacia de una vez y jamas corregía. MI padre se me contó que hablaba griego y latín por lo que dominaba casi todos los idiomas. SE destacaba por sencillez.

    • Estimado: Muchas gracias por la información del escritor. Nos ayuda a mejorar el conocimiento que tenemos sobre este grande en las letras. Con vuestro permiso, quisiera incorporar este texto en su biografía. Aguardo ese V°B°

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s