Eduardo Barrios

Prohibida su reproducción, salvo que se indique el nombre del autor y la fuente.

Por Jorge Arturo Flores

Rasgos  Biográficos

Nació en Valparaíso el 25 de octubre de 1884.A la muerte de su padre, a los cinco años de edad, va a Lima , donde estudia hasta los quinces años. Por ser chileno, su vida estudiantil no está exenta de cruel hostilidad y esto lo hace vagar por varios establecimientos: Colegio San Pedro, Instituto Alemán-Inglés. Colegio Recoletano y Padres Franceses. Ingresa a la Escuela Militar. Obtiene su baja antes de ser oficial. Recorrió toda América Latina. Fue comerciante, expedicionario a las gomeras en Perú, buscador de minas, llevó libros a las salitreras, vendedor de estufas económicas en Buenos Aires y Montevideo, viajó entre cómicos y saltimbanquis, levantó pesas en un circo, etc.. Trabaja en la Oficina Salitrera Santiago y en la Oficina Tarapacá. También lo hace en la Compañía Explotadora de las Salinas de Punta Lobos. Obtiene un cargo en la Universidad de Chile y en 1912 es taquígrafo de la Cámara de Diputados. En 1915 es redactor del diario La Mañana. También colaboró en Zig Zag y Pacífico Magazine. Fue director por dos años de la revista Atenea. En 1925 es nombrado Director del Conservador de Propiedad Intelectual. En 1927 ocupa el cargo de Director General de Bibliotecas, Archivos y Museos. Durante el gobierno de Carlos Ibáñez fue Ministro de Educación. En 1931, toma la dirección del Averiguador Universal de El Mercurio e integra la plana de editorialistas. Administra una propiedad rural. Jubila de la administración pública como Director General de Bibliotecas, Archivos y Museos, (1959). Fue miembro de la Academia Chilena de la Lengua, de la Academia Argentina de Letras y de la Academia Brasileña. Obtuvo el Premio Nacional de Literatura en 1946.

Muere el 13 de septiembre de 1963.

EL ESCRITOR

Eduardo Barrios, cuentista, dramaturgo y novelista, fue un escritor que, entre sus tantas virtudes literarias, se distinguió por su riqueza idiomática, un estilo que Hernán Díaz Arrieta (Alone) alabó y la capacidad para penetrar sicológicamente en los personajes. En su obra prefiere “hacer jugar o entrechocar las pasiones, los sufrimientos, la angustias y las alegrías o vicios del hombre. Observador sutil, finísimo, de las complejidades del alma humana” (Milton Rossel).

De sus libros publicados, sobresalen cuatro: El Niño que enloqueció de amor, Un perdido, Hermanos Asno y Gran señor y Rajadiablos. Esta última, para muchos es su gran obra, pero otros prefieren Un Perdido y no pocos encuentran que Hermano Asno es la mejor. Quien se llevó todos los aplausos, en todo caso, fue Un Niño que enloqueció de amor, a tal punto que hoy es lectura obligada en los establecimientos educacionales y cuenta con varias reediciones.

En Un Niño que enloqueció de amor se trata el sentimiento apasionado de un impúber por una mujer mayor. Es el despertar del sexo y, en consecuencia, de todo el afiebramiento erótico. Utiliza una prosa poética que es destacable..

Gran señor y rajadiablos, por su parte, es la historia de José Pedro Valverde, poderoso señor feudal, terrateniente, que hace respetar su palabra e impone su ley. Nos muestra la fisonomía del verdadero empresario agrícola, con sus defectos y virtudes. Una mirada nueva, en tal sentido, puesto que las letras chilenas acostumbraban a delinear, no al poderoso, sino al más débil. Recuerda un poco a Frontera de Luis Durand y se la emparenta con las grandes obras suramericanas, como por ejemplo, La Vorágine de José Eustasio Rivera, Don Segundo Sombras de Ricardo Guiraldes y Doña Bárbara de Rómulo Gallegos.

En El Hermano Asno, Barrios se mete en un convento y averigua lo que allí ocurre, específicamente, los tormentos espirituales de dos franciscanos, al través del prisma erótico.

Un Perdido es también la historia de un hombre, sus peripecias, anécdotas y vaivenes. Tímido, retraído, llevado por la inercia de la vida. Vida de hombres pesimistas, con cierto desaliento y sin horizontes.

En general, la obra de Barrios se distingue por el acertado manejo del idioma, un estilo claro y atractivo y por su capacidad para recrear situaciones y personajes, introduciéndose con propiedad en sus características sicológicas.

LIBROS PUBLICADOS

– Del natural, cuento, .1907

– Mercedes en el tiempo, teatro, 1910

– Lo que niega la vida y por el decoro, teatro, 1913

– El niño que enloqueció de amor, novela, 1915

– Vivir, teatro, 1916

– Un Perdido, novela, 1917

– El Hermano Asno, novela, 1922

– Páginas de un pobre diablo, cuento, 1923.

– Y la vida sigue, novela, 1925

– Tamarugal, novela 1944

– Teatro escogido, 1947

– Gran Señor y Rajadiablos, novela, 1948

– Los Hombres del Hombre, 1950

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s