Hugo Silva Endeiza

hugo silva

Por Jorge Arturo Flores.

Prohibida su reproducción, salvo que se mencione al autor y la fuente.

Rasgos biográficos
Nació en Tongoy en 1982. A los 14 años comenzó a trabajar en el diario El Chileno como reportero. Más tarde fue redactor de cables y corrector de pruebas en el diario El Mercurio. En 1916 asumió como director de La Provincia de Iquique. Tuvo activa participación en la dirección de la revista Zig Zag, los diarios y periódicos Los Tiempos, El Mercurio de Antofagasta y la Prensa de Tocopilla. Colaboró preferentemente en La Nación de Santiago. Sus crónicas fueron publicadas bajo el seudónimo de Julio César.

En 1962 Obtuvo el Premio Nacional de Periodismo en categoría Crónica y en 1968 se incorporó como Miembro de la Academia Chilena de La lengua.

Falleció a los 85 años en Santiago en el año 1979.

El escritor
Don Hugo Silva Endeiza pertenece al escogido grupo de escritores que en vida publicaron un solo libro y, pese a lo menguado de su obra, fue suficiente para inscribir su nombre en el Parnaso Literario. La diferencia con el grupo que publicaron escasamente es que Silva Endeiza lo hace desde la prosa. La mayoría son poetas. Y la otra diferencia es que el texto alcanzó una merecida popularidad.

Hermano del conocido escritor Víctor Domingo Silva, Premio Nacional de Literatura, autor de la conocida novela Golondrina de Invierno y de la celebérrima poesía Al Pie de la bandera, entre otras obras, Hugo Silva Endeiza fue mayormente periodista antes que escritor. Según Filebo, “perteneció a una época de elevada artesanía en el oficio periodístico y pulía sus notas de prensa como un joyero de alta escuela sus gemas“.

Es lo más resalta en su trayectoria.

Sin embargo, su libro Pacha Pulai fue ampliamente aplaudida por la crítica y los lectores, a tal punto que hoy continúa siendo libro auxiliar en la enseñanza chilena.

¿Que tiene el texto que lo ha hecho permanecer incólume al través del tiempo?.

Se trata, en sustancia, del descubrimiento de la mítica Ciudad de los Cesares, la misma que Manuel Rojas y Jorge Délano hollaron con sus novelas. La divergencia es que el autor comienza en los tiempos modernos, específicamente cogiendo como pretexto la desaparición del teniente Bello, el que pasó a la historia y a la cotidianidad con la expresión “más perdido que el teniente Bello”. Desde allí engarza la intriga, suma personajes, se abre al misterio, reúne un sinfín de aventuras, trasladándose a los tiempos coloniales y urde una trama que cautiva por la rapidez, dinamismo y claridad del estilo, muy propio de alguien que se manejaba con soltura en las volanderas hojas del periodismo.

En la página web El Rincón del Vago existe un resumen del libro que resulta a todas luces exhaustivo. El que desee adentrarse en su conocimiento, puede hacerlo allí.

Libro publicado
Pacha Pulai (1945)

 

FOTOGRAFIA: Memoria Chilena

Anuncios