MARIA LUISA BOMBAL

Prohibida su reproducción, salvo que se mencione al autor y la fuente.

Por Jorge Arturo Flores

RASGOS BIOGRAFICOS

Nació en Viña del Mar, (Chile), el 8 de junio de 1910. Realizó sus primeros estudios en la Monjas Francesas de la Ciudad Jardín. Posteriormente, a la muerte de su padre, viaja a París, donde estudia en el College Sainte Genevieve y en la Facultad de Letras de La Sorbonne. Desde 1931 a 1940 se radica en Buenos Aires, donde conoce a José Luis Borges, Leopoldo Marechal, Victoria Ocampo y al pintor Jorge Larco con quien casa, matrimonio que dura muy poco por la muerte de su marido. En Buenas Aires se contacta con Pablo Neruda, quien la apodó “Abeja de Fuego”. Es una de las mejores épocas de la atormentada María Luisa.

Al fallecer su marido, regresa a Buenos Aires en 1971 y en 1973 vuelve a Chile definitivamente, muy enferma.

Obtuvo el Premio Ricardo Latcham en 1974 y el Premio Academia, de la Academia Chilena de la Lengua ( 1976), siendo galardonada, finalmente ( 1978), con el Premio Joaquín Edwards Bello.

Fallece el 6 de mayo de 1980, sin haber obtenido el Premio Nacional de Literatura.

La escritora

María Luisa Bombal es dueña de una obra breve, pero magnífica. Prosa alada. Nadie como ella para describir las emociones y el fluir de la conciencia. Tiene talento poético y leerla es un placer y un viaje formidable. Jamás aburre y penetra el inconsciente con maestría, suavidad y donaire. Alone ya lo dijo:” No se ha escrito prosa semejante y, después de los poetas máximos, sólo buscando mucho en las letras universales, podría encontrarse paralelo“.

Su mejor obra es La Amortajada, libro de lectura obligada en la enseñanza chilena.

Sobre Historia de María Griselda, Alone, el gran cronista literario de Chile, expresó: “Una obra fulgurante, tan avanzada, que su contenido aún no se agota…Su calidad sobresale sobre la superficie hasta producir estupefacción. No ha vuelto a verse, sino a ratos, en páginas excepcionales, ese lirismo visionario, esa creación de imágenes originales, ese poder de hacer vibrar el lenguaje corriente en una atmósfera alucinante,. con historias intuidas más que observadas, sobre un fondo de audacia y realidad”.

Temperamento apasionado y extrema sensibilidad son los caracteres que marcaron su existencia y gran parte de su obra.

En torno a ella se tejieron muchos comentarios, incluso la dieron por muerta antes de tiempo y creyeron que había cambiado su nacionalidad.

Pero la realidad fue mas fuerte que los comentos maliciosos y, pese a que no obtuvo lo que todo el mundo solicitaba, ha quedado enmarcada en la Galería de los Inmortales de la Literatura Chilena

El Premio nacional de Literatura

Con María Luisa Bombal ocurre un caso singular: Todos los círculos literarios estuvieron de acuerdo en otorgarle el Premio Nacional de Literatura por su exquisita obra, pero manos oscuras, inexplicables, impedían la obtención del preciado laurel. Escritores de la talla de Ignacio Valente y Alone no ocultaron su admiración por ” la princesa de las escritoras chilenas”, pidiendo, especialmente este último, en forma constante, el máximo galardón.

No se lo dieron.

Es una mancha que ostentarán siempre Los Premios Nacionales de Literatura.

 

LA MUJER

Existen pocas fotografías de María Luisa Bombal. Se recuerdan dos: una que pertenece a su juventud, de extraña belleza y otra ya en las postrimerías, donde el paso del tiempo ha marcado sus huellas.

Marías Luisa Bombal, al decir de sus estudiosos, fue una mujer de extrema sensibilidad, con humor cambiante. Las tragedias de su vida, dos matrimonios terminados por muerte de los cónyuges, cierto amor tormentoso que finalizó de manera judicial y otras vivencias complicadas, fueron minando poco a poco su existencia. No tuvo el apoyo de sus compatriotas ni fueron entusiastas a la hora del aplauso. Salvo algunos amigos escritores, el resto manifestó cierta indiferencia por ella. Todo ello, unido a su especial condición de mujer sensible, extremadamente sensible, como todo artista, la hizo rehuir el mundo social, las entrevistas, el entorno literario.

De ahí ese silencio que la acompañó siempre.

LIBROS PUBLICADOS

No fue autora prolífica, pero en su caso, al igual como en el del escritor chileno González Vera, la expresión “de lo poco, bueno” o ” si breve, dos veces bueno”, cobra absoluto realce. Aunque lo anterior representa su nota alta, a la hora de los resultados el público lector no manifestó gran interés, por cuanto la masa aprecia mejor la cantidad antes que la calidad. Ejemplos abundan en la literatura chilena sobre esa predisposición general hacia la abundancia.

Tuvo la suerte de ser favorecida por varias reediciones, especialmente La Amortajada, texto que recibió el respaldo unánime de la crítica especializada.

Los libros publicados son:

La Ultima Niebla 1935

La Amortajada 1938

El Arbol 1939

Las islas Nuevas 1939

La Historia de María Griselda, 1946.

Texto: Jorge Arturo Flores

Ver ensayo Maria Luisa Bombal: soledad desgarradora, en http://www.cronicasliterarias.wordpress.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s